FADEEAC presentó su Propuesta Técnica Vehicular para el aumento de la carga útil

  • FADEEAC presentó su Propuesta Técnica Vehicular para el aumento de la carga útil

    La iniciativa permite incrementar el límite de carga con una inversión razonable ya que contempla la adaptación de vehículos en circulación. Al mismo tiempo, contempla medidas acordes a la normativa vigente en materia de seguridad vial y es amigable con el medio ambiente.

    (Escobar, 11 de julio de 2017).- La Propuesta Técnica Vehicular fue presentada por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) para aumentar la carga útil de vehículos en circulación y así fomentar la competitividad del sector. De la mano de especialistas de la institución y empresas participantes, se pusieron en marcha los dos prototipos que demuestran que es posible circular con hasta 55,5 toneladas totales.

    La presentación del proyecto, se inauguró con palabras del presidente de FADEEAC, Daniel Indart. Se encontraron entre otras autoridades, Guillermo Campra, director de Transporte Automotor de Cargas de la Nación, y el titular de Transporte de Cargas del gobierno bonaerense, Jorge Scarpato. Por la Federación participaron Guillermo Werner, secretario general; el protesorero Cristian Sanz, el responsable de Relaciones Institucionales y Prensa, Juan Aguilar; y el prosecretario de ese Departamento, Juan Segovia. También concurrieron Hugo Bauuza, prosecretario de actas de FADEEAC, el vocal Néstor Fittipaldi y Ángel Fuente, en representación de la Fundación Profesional para el Transporte.

    Según explicaron los especialistas del Departamento de Asuntos Técnicos e Infraestructura, Guido Heras y Daniel Clarke, la iniciativa permite mejorar la potencia disponible en los camiones e incorporar nuevas configuraciones con mayor capacidad de carga a partir de aprovechar las combinaciones de vehículos motrices de ejes 6×2, 6×4 o 8×4. Al adaptar los vehículos existentes se permite potenciar la competitividad al poder transportar más carga -que en kilaje neto podría alcanzar las 40 toneladas- de manera de reducir el costo de inversión y el tiempo de implementación porque no demanda la compra de vehículos nuevos.

    A su vez, los prototipos contemplan responder a la normativa vigente en seguridad vial, a la vez que contribuye con la preservación del medio ambiente porque fomenta la reducción del consumo de combustible. En términos del rendimiento, permite avanzar en una relación peso-potencia más elevada, hasta alcanzar los 6 cv por tonelada, capaz de ser cumplida por vehículos que hoy están en desempeño.

    Uno de los prototipos con tractor de 4×2 se le puede incorporar con un semirremolque 2×1, se le puede agregar un eje o bien un remolque de 6×2, lo que permite potenciar la carga hasta 49.5 toneladas, un kilaje neto de 31. En este dispositivo trabajó la empresa Lambert, cuyo representante, Claudio Lambert, destacó: “Elevamos la capacidad de carga y disminuímos la tara en estimativamente un 20 por ciento. Estamos convencidos de que se mejora la seguridad del camión en la ruta”.

    La Propuesta Técnica Vehicular también prevé la puesta en marcha de un semirreloque 1+1+1 con una distancia de 1.40 metros entre cada eje que permite llevar la potencia a 333 cv y suspensión neumática en el tándem trasero. Esta disposición permite llevar la carga a 55.5 toneladas. Al igual que el anterior prototipo, cuenta con suspensión neumática integral. En este modelo trabajó Helvética, en cuya representación Javier Papa, su gerente de planta, destacó que se “va en línea con la mejora de la eficiencia logística que se está buscando” en lo público y lo privado.

    En ambas formaciones trabajó la firma Di Gilio en un sistema electrónico de frenos ABS EBS ESP que permite enviar una señal electrónica al tractor cuando se activan los frenos e incorpora la posibilidad de que los ejes se levanten de manera “inteligente en función de la carga que llevan”, explicó Mariano Di Gilio. A su turno, Ignacio Boero de la compañía que lleva su apellido indicó que persiguieron la meta de adaptar los vehículos de acuerdo a criterios internacionales, sobre todo para cargas peligrosas. Su desarrollo hace que “la suspensión neumática funcione como barra estabilizadora”, con una reducción de la tara.

    En todos los casos, deben contar con una protección lateral para ciclistas por el largo del vehículo, y con un paragolpes con un diseño especial para que, ante un eventual siniestro con un rodado de menor porte, el auto no llegue a los ejes y lo afecte. Vale aclarar que esta iniciativa también cumple con otros objetivos de colaboración con el entorno: propone contar con tecnología menos contaminante y de mayor potencia, ayuda al medio ambiente al disminuir el consumo de combustible por tonelada transportada e implica mayor seguridad al implementar combinaciones con más estabilidad gracias a la mejor distribución entre vehículo motriz y remolcado.

    Con estos aportes y su análisis técnico en pos del correcto funcionamiento, FADEEAC apuesta a fomentar el crecimiento del sector. Con ese criterio coincidió Campra que recalcó la importancia de desarrollar proyectos que obedezcan a “potenciar la competitividad” sin dejar de lado la seguridad vial. “Es importante que no sólo estemos hablando del aumento de la carga sino de la seguridad”, resaltó, a modo de cierre, Cristian Sanz.

    La jornada finalizó con una muestra de cómo circulan los prototipos con carga para que los invitados pudieran ver en detalle su composición y avanzar en una iniciativa efectiva y estratégica.