En Bahía Blanca un transportista pudo transportar cargas gracias a “Cosecha Segura”

  • En Bahía Blanca un transportista pudo transportar cargas gracias a “Cosecha Segura”

    Una empresa recibió amenazas en Quequén para que no tomara la carga de fertilizantes líquidos que iba a retirar. Intervino la CETAC Regional Sureña y se activó el operativo que da aviso a las fuerzas de seguridad. Finalmente se pudo operar con normalidad.

    (Bahía Blanca, 19 de diciembre de 2017).- A través de la Cámara de Empresarios del Transporte Automotor de Cargas (CETAC) Regional Sureña, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) tomaron conocimiento de la denuncia de un empresario del distrito bonaerense de Bahía Blanca cuyo chofer recibió amenazas cuando intentaba proceder a cargar en el puerto de Quequén. Se activó el procedimiento establecido por el programa nacional “Cosecha Segura”, por el que se pudo tomar la carga y transportarla.

    En el marco del operativo “Cosecha Segura”, cuyo objetivo no sólo es el resguardo de los bienes transportados sino también el de los transportistas, se activaron las alertas cuando uno de los choferes de la empresa “Transporte Prosperi SRL” denunció que un grupo de personas que se denominaron “autoconvocados” no le permitieron cargar fertilizante líquido en la planta “Bunge” de Quequén. El responsable de la firma lo informó ante la CETAC y junto a ella radicó la denuncia.

    En comunicación con los Ministerios de Transporte y de Seguridad, junto a la Fiscalía General de Necochea, se ordenó el desplazamiento de efectivos federales y provinciales para garantizar la carga y viaje de las unidades. “Vino Prefectura, la Policía de la Provincia de Buenos Aires y un grupo de apoyo. Los mafiosos se retiraron y no volvimos a tener el inconveniente. La situación fue incómoda, pero se logró un buen resultado gracias a la muy buena predisposición de las fuerzas de seguridad”, recalcó Juan Carlos Prosperi, socio de la firma afectada. Los uniformados acompañaron a los dos camiones alrededor de 15 kilómetros hasta la salida del puerto para evitar represalias.

    Según Prosperi, este tipo de amenazas “suceden desde junio” bajo la excusa de que su empresa es “foránea” aunque, según explicó, los clientes para los que trabajan son los mismos de antes del establecimiento de la planta. Al día siguiente, los vehículos volvieron al lugar y no hubo ninguna clase de amenaza, aunque a modo preventivo había personal de las fuerzas de seguridad que repitieron el procedimiento.

    “Estoy más que agradecido por todo el apoyo que recibimos”, enfatizó el empresario, que celebró la articulación de la Cámara asociada a FADEEAC con los órganos de gobierno para que todos los procesos propios del transporte de carga puedan realizarse sin alteraciones.