FADEEAC en el Congreso Mundial de la IRU: innovación como combustible para un nuevo transporte

  • FADEEAC en el Congreso Mundial de la IRU: innovación como combustible para un nuevo transporte

    Autoridades de la Federación representaron el trabajo realizado en Argentina, sobre todo en materia de TIR y capacitación. Participaron de jornadas de debate y formación en Omán bajo la línea transversal de fomentar la digitalización y el acceso a las nuevas tecnologías en el sector.

    (Omán, 8 de noviembre de 2018).- “En este siglo seremos testigos de la creciente digitalización del transporte, no solo en las conexiones sino también en los sistemas de automatización: ¡la revolución ya ha empezado!”, celebró el Congreso Mundial de la Unión Internacional del Transporte por Carretera (IRU) en su presentación. Las nuevas tecnologías fueron el centro del debate en las jornadas que se realizan en Omán hasta el jueves 8 y en las que participaron autoridades de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

    Por la entidad concurrieron su presidente, Daniel Indart, y el secretario de Relaciones Institucionales y Prensa, Juan Aguilar. Ambos compartieron con sus pares de otros puntos del mundo las acciones llevadas a cabo en el país, sobre todo en lo referente al sistema TIR que promueve la facilitación del paso de los camiones en las fronteras gracias a procesos de digitalización. Justamente, el encuentro que sucede entre el 6 y el 8 de noviembre, se encuadra bajo la consigna “Innovación en marcha”.

    Antesala del Congreso: la Asamblea de la IRU

     La Asamblea General define los objetivos y estrategias de IRU acerca de la agenda del transporte. Desde el lunes 5 se realizó en Omán. El vicepresidente de IRU y titular del Consejo del Transporte de Mercancías, Radu Dinescu, señaló que el mundo se encuentra en “la segunda ola de digitalización” y el sector está a la vanguardia mediante el ”E-TIR”. También llamó a adherir al Pacto de Omán para la sustentabilidad y la eficiencia en el transporte.

    Durante esa jornada también se establecieron los objetivos del programa de trabajo de 2019 para defender los intereses del sector. Reducir las emisiones de dióxido de carbono, promover proyectos de innovación y digitalización, y promover la sinergia de conocimiento entre los integrantes están entre las metas centrales a las que dedicar las tareas articuladas. La promoción del sistema TIR -como logró FADEEAC en Argentina- es también una de las prioridades de la Unión en todo el mapa global.

    Natalia Vysotskaya, vicepresidenta del Consejo, convocó a trabajar en la “mejora de la imagen” que tiene el sector, para dejar de ser tildado como una “actividad sucia” para el planeta. La innovación también tiene que ver con fomentar una nueva generación de conductores, como el caso de Estados Unidos, donde se fomenta que desde antes de los 18 años ya demuestren “aptitudes” para la tarea.

    Durante el encuentro, la “digitalización” fue el epicentro del debate, ya que es el concepto instalado en el sector que funciona como puntapié para el futuro y que aporta, entre otros beneficios “la disponibilidad a gran escala de la información”. De esta manera es posible realizar prácticas de big data y acelerar los procesos que anteriormente tenían componentes manuales o analógicos. “Un buen ejemplo de solución innovadora e intermodal es el TIR digital, que facilita el comercio a través de las fronteras”, sintetizó la IRU en el documento de trabajo.

    Para fomentar el ágil funcionamiento en las fronteras, se requiere de la colaboración de los países involucrados. En el territorio europeo, por ejemplo, es la UNECE la que lleva el registro y elabora el ranking de las horas de espera en los pasos entre Estados. Así lo indicó Yuwei Li, director de la División del Transporte de ese organismo.

    Lo comandó el titular de la IRU, Christian Labrot; que invitó a que “ser miembro de la IRU agregue valor, ser colaborativos y asumir nuevos compromisos”. Según convocó, es necesario aggiornar la mirada frente a la nueva era: “Hay que fijar nuevos hitos sistemáticamente, porque el mundo nos demanda ello”. Los pilares de la gestión deben ser, según entendió, “el comercio y la prosperidad, la naturaleza, la gente y la innovación”. También estuvo al frente de las presentaciones el secretario general, Umberto de Pretto.

    Sobre el TIR, Labrot señaló que cumple el objetivo de reducir los tiempos de carga y descarga, de manera de reducir los costos. El siguiente desafío a nivel mundial es instalar el “transporte intermodal” y, en simultáneo, la promoción de la capacitación para una creciente profesionalización del sector.

    Durante la primera jornada, también hubo lugar para premiar a 1300 choferes por su performance destacada, entre ellos algunos propuestos por FADEEAC, que nuevamente recibió reconocimientos, como ya sucedió con mandos medios de entidades nacionales y con integrantes de la institución. La formación y la eficiencia en todos los procesos son necesarios para el desarrollo del sector, según la cabeza de la IRU, que convocó: “Para el fortalecimiento de la industria, las federaciones deben dar un paso hacia el futuro”.

    La Asamblea también se manifestó sobre el proceso de descarbonización para un transporte más sustentable, de la mano del fomento de la innovación de cara a los nuevos recursos humanos, lo que también mejorará las prácticas.

    El martes 6 contó con charlas sobre proyecciones hacia el 2022 y los “desafíos a la movilidad” en la Copa Mundial que se realizará ese año en Qatar. Para el transporte de pasajeros, se trabajó bajo la consigna “Nuevas tecnologías y modelos de negocio: ¿prosperar o perecer?”. Se repasaron casos particulares de países como Polonia, Finlandia y Rusia. Labrot también puso el acento en esta ocasión sobre “la digitalización como nuevo reto para la industria”.

    Congreso Mundial: el futuro en movimiento

    Al día siguiente, la sesión plenaria del Congreso se llevó a cabo bajo la consigna “Moviéndose en el siglo XXI: transporte por carretera, movilidad y comercio. ¿Qué significa el orden en constante evolución del “nuevo mundo” para el transporte por carretera?”. Los expositores señalaron cómo el transporte por carretera y su interconexión con otros modos de transporte resultan fundamentales para “la prosperidad económica y social del mundo”. El ex presidente de la Unión Europea José Manuel Durao Barroso señaló que desde ese espacio supranacional trabajó para “crear un mundo sin fronteras” y fomentar la competitividad.

    Más tarde, la conferencia “El transporte por carretera, una revolución en la fabricación”, un repaso de las tendencias fundamentales de la industria para la próxima década, a cargo del especialista Jim Carrol, que se enfocó principalmente en la “internet de las cosas”. También se refirió a la formación de recursos: “La fuerza laboral del futuro debe capacitarse permanentemente, esa será la forma también de obtener nuevos conductores”. La actividad fue encabezada por el ministro de Transporte de Omán, Ahmed Mohamed Salim Al-Futasi, que luego mantuvo un diálogo con el Daniel Indart sobre las actividades en la región.

    Por la tarde, con el mismo espíritu de promover la innovación, seis referentes del transporte y la información brindaron sus charlas. Por caso, los datos como “nuevo combustible” fue el tema de Juan Carlos Villa, Hasse Römer, Mondher Mimouni, Nicolás Buhmann. El fomento constante a la digitalización fue la tónica transversal, también abordada por los especialistas Benji Coetzee, Angming Yang, Wanja Getambu Kiragu, que expusieron su desarrollo sobre “nuevas plataformas digitales”.

    El último día de la actividad, la agenda comenzó con la exposición “Innovación y competencia: mantenerse por delante de la curva”, sobre los nuevos modelos de negocio que irrumpen en el transporte por carretera. Los expertos Kevin Gaskell, Nick Earle y Rand Hindi responden sobre cómo proyectan el desarrollo del sector en los próximos “cinco o cincuenta años”.

    Por la tarde, las charlas abordaron temas que ocupan a los empresarios y las entidades del sector, como el transporte autónomo y la implementación de aggiornamiento tecnológico en el transporte urbano.

    La última actividad contó con el agradecimiento de Abdulrahman bin Salim Al Hatmi y Christian Labrot a los asistentes. Umberto de Pretto señaló que fue “la primera vez que la IRU recibe a más de 1000 delegados de 80 países”, y destacó: “La colaboración es lo único que me llevo a Ginebra y eso es lo que hemos visto aquí”. Como resultado de las conversaciones, se firmó una hoja de ruta para el futuro del transporte por carretera, la movilidad, el comercio y la logística.

    El panel de cierre se tituló “Abrazando el futuro” y, a modo de conclusión sobre el trabajo realizado con representantes del mundo, fue la ocasión para unificar proyectos de cara a los próximos años que deje al transporte en la vanguardia de un mundo informatizado.