• COP25: FADEEAC participó en la Cumbre por el Cambio Climático

    Representantes de la Federación mantuvieron reuniones para presentar iniciativas relacionadas con Rango Verde, con la intención de lograr un transporte sustentable. Es una actividad internacional que convoca a los principales referentes públicos y privados orientados a acciones sustentables.

    La Cumbre por el Cambio Climático COP25 que se desarrolló en Madrid, España, tuvo entre sus participantes a la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de cargas (FADEEAC). Especialistas de la entidad participaron en reuniones con organizaciones internacionales que puedan aportar a la investigación dedicada a fomentar un transporte limpio y sustentable, enmarcada en el programa Rango Verde y en la adopción de buenas prácticas o compliance.

    La comitiva de la Federación estuvo conformada por Julio Velázquez Arancibia, gerente; Nicolás Granchelli, asesor legal y responsable del Departamento de Riesgos y Seguros; y Leandro Rosa, gerente de PAETAC, una de las Cámaras que integra FADEEAC. La COP25 es un evento internacional que convoca a autoridades de los Estados y a partes interesadas en prácticas y políticas sustentables, para frenar el calentamiento global.

    Durante las jornadas, los representantes de la entidad se entrevistaron con Remigijus Lapinskas, presidente de la Asociación Mundial de Bioenergía (WBA, por sus siglas inglés), compuesta por 65 países. También asistieron al panel “Resiliencia en América Latina dentro del programa regional del Fondo de Adaptación”, en el que compartieron con los demás participantes los proyectos en torno a la reducción de consumo de combustible y de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI), y relacionadas con fomentar el uso de biocombustibles en el autotransporte de cargas.

    Además, compartieron el primer discurso de Juan Cabandié, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, que agradeció al país anfitrión y a Chile, que presidió la Cumbre. Destacó que su gestión estará enmarcada en la encíclica Laudato Si en la que el papa Francisco mostró la relación entre la ecología y el desarrollo social. “Es posible plantear una agenda proactiva de investigación y adaptación para el desarrollo sustentable”, enfatizó.

    Objetivo para América Latina

    Por primera vez en la historia, la COP25 reunió a una veintena de ministros de Energía para presentar las principales estrategias energéticas para la reducción de los GEI y contribuir a las metas de carbono. Ese rubro es el que más responsabilidad tiene en las emisiones, según concluyeron representantes de Chile y Colombia, que lanzaron la meta regional América Latina y el Caribe sobre Energías Renovables: alcanzar un promedio del 70% de capacidad instalada en la matriz de energía renovable hacia 2030.

    “Esta meta es posible de plantear pues somos una de las regiones más ricas y diversas en términos de recursos naturales. En América Latina y el Caribe se encuentran las mayores reservas de agua del planeta, la mayor superficie de tierras cultivables –576 millones de hectáreas– y el 70% de todas las formas de flora y fauna existentes. Y además, somos bendecidos con abundantes fuentes energéticas no convencionales”, sostuvo Juan Carlos Jobet, ministro de Energía chileno.

    Ambiente y rol del transporte

    La COP25 se llevó a cabo desde el 2 hasta el 13 de diciembre. Durante las primeras jornadas, hubo lugar para evaluar el rol del transporte en la contaminación ambiental y “por primera vez en una Conferencia de las Partes se buscó impulsar un mayor compromiso de los países en la reducción de las emisiones del transporte”, expresaron los organizadores en su parte de prensa.

    “En Chile, el 25% de los gases de efecto invernadero provienen de ese sector”, ejemplificó el subsecretario de Transporte de ese país, José Luis Domínguez. Por su parte, el Ministro de Fomento, responsable del Transporte y de las Obras Públicas de España, José Luis Ávalos, indicó que “el sector es el principal emisor de gases de efecto invernadero, que en España supone el 27% de las emisiones”. A partir de la convocatoria, muchos países latinoamericanos presentaron “Contribuciones Nacionalmente Determinadas con metas de mitigación sustanciales”.

    La COP25 considera que “el mundo entero está en un proceso de transformación hacia un desarrollo verdaderamente sustentable” por lo que lograr “un balance entre mitigación y adaptación es clave”, para lo que convocan tanto a los gobiernos como al sector privado. Por eso, su lema fue “es tiempo de actuar”.