• Costos y rentabilidad en el debate

    La situación en el último tramo del año fue el eje del debate de los dirigentes del transporte en el 358 Consejo Federal.

    Transportistas de cargas de todo el país se reunieron a mediados de noviembre, en el Hotel Amerian de Puerto Iguazú, para la edición 358 del Consejo Federal de la Federación Argentina del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), en una jornada durante la que se debatió sobre la pérdida de rentabilidad de la actividad, lo que ha generado la preocupación de los empresarios por la escalda de costos, en especial del combustible -que acumuló más de 50 por ciento interanual-, el último tramo del acuerdo paritario y las dificultades con las que cierran 2014.

    Durante el debate, cuya organización fue coordinada con la Cámara de Empresarios Misioneros del Autotransporte de Cargas (Cemac) que ofició de anfitriona para las cámaras de transportistas que participaron del evento con sus presidentes y representantes, los empresarios recordaron que la suba de costos esfuma su rentabilidad y que es muy difícil mantener camiones y personal.

    El presidente de FADEEAC, Daniel Indart, junto al de la entidad local, Jorge Sauer, abrieron el Consejo Federal empresario, que contó con la presencia de más de un centenar de dirigentes transportistas de todo el país.

    Los discursos

    En su discurso, Indart valoró el encuentro donde se debatió sobre las preocupaciones del sector y recordó que el transporte de cargas es una actividad que abarca todo el país alcanzando el 94% de la carga transportada, además explicó que el 85% son empresas de familia.

    En la reunión los empresarios debatieron el impacto de la inflación sobre su sector, la caída del consumo en el país y las proyecciones del transporte hacia el próximo año. En el cierre, el gobernador de Misiones, Maurice Closs, ofreció un discurso donde reconoció las dificultades económicas para la actividad, pero confió en que habrá mejores expectativas para el transcurso de 2015.

    Se trataron distintos temas sobre el transporte, como enfrentar los efectos de la inflación que está asfixiando a nuestra actividad. Prácticamente todos coincidimos en que estamos trabajando sin rentabilidad”, afirmó el presidente de Cemac, quien agregó que “desde 2012 venimos cayendo y ya llevamos una merma de al menos un 30% en nuestra actividad. Esto también refleja la baja del consumo”.

    Sauer aseguró que en el transporte internacional de cargas, la merma fue mayor. “Se habla de una caída del 35% por todos los problemas de limitación de importaciones y dificultades para exportar”, puntualizó y precisó que entre las principales preocupaciones estaban los costos laborales y el pago del combustible. “Esos dos ítems representan el 75% del costo total del viaje, después vienen otros gastos como neumáticos, reparaciones, que con todos los problemas de las importaciones se nos encareció mucho el mantenimiento del camión”, detalló.

    Luego de analizar la agenda del transporte de cargas, los empresarios congregados en Misiones recibieron al gobernador Maurice Closs.

    La palabra del Gobernador

    Closs afirmó: “No es menor que el 94 por ciento de la carga del país se mueva por camión, pero todos sabemos que con el correr del tiempo esta tendencia se va a ir corrigiendo, a parámetros internacionales. En toda la región de América latina tiene una fuerte influencia el transporte por carretera, por eso tenemos que ser conceptuales y pensar en ser transportistas, especialistas en materia de logística, porque ya se ve la intención fuerte del Estado para reactivar los ferrocarriles”.

    En este contexto se refirió a la realidad de los puertos y contó que “todas las provincias del norte tienen puertos” pero “tienen enormes dificultades para operarlos porque no tienen contenedores, cargas ni barcazas”. Por eso opinó que “un puerto no funciona del día a la mañana, hay que conjugar estos tres elementos y probablemente con el tiempo, en esta coyuntura, se va a lograr”.

    Al referirse a las necesidades en materia de infraestructura sostuvo que “en muchos casos el análisis de estos años es sumamente mezquino porque otros gobiernos directamente no hicieron nada, en el caso de Misiones se hizo la Autovía, las terceras trochas, se ve un importante volumen de inversión. No sé si es lo suficiente y está claro que queda mucho pendiente”, dijo.

    A modo de ejemplo se refirió a los pasos fronterizos y fue enfático al afirmar que “son una vergüenza” los centros de frontera en Iguazú y consideró que “es un desquicio que los próximos días estemos por inaugurar la ruta 27 que conduce a la nada, a la zona de Paraíso, que une con la VR 282 que la construyó Lula, antes de terminar su mandato, y fue hecha de manera estratégica porque acorta más de 100 km el eje San Pablo, Rosario, Buenos Aires y nosotros aún no logramos que ni Argentina ni Brasil entiendan que hicieron una inversión enorme pero no tenemos centros de frontera”.