• Uruguayos en Escobar

    El director Nacional de Transporte de Uruguay recorrió el centro de profesionalización del transporte, construido por FADEEAC en Escobar.

    El presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), Daniel Indart, el secretario general, Guillermo Werner, y el titular de la Fundación Profesional para el Transporte (FPT), Oscar Iraola, recibieron a una comitiva de Uruguay integrada por el director Nacional de Transporte, Felipe Martín; el director de Procesos Industriales e Innovación del Consejo de Educación Técnico Profesional (UTU), Gustavo Bruno; y los directivos de la Intergremial de Transporte Profesional de Carga (ITPC) Humberto Perrone y Fernando Ronqui.

    Si bien nuestros colegas uruguayos estaban al tanto de este proyecto, durante la última reunión de la Cámara Interamericana del Transporte, que sesionó en Uruguay entre el 6 y el 8 de octubre, quedó firme y nos da mucho gusto que hayan concretado este viaje exclusivamente para conocer las flamantes instalaciones del Centro de Capacitación” ubicado en Escobar, dijo Indart al término del encuentro.

    El encuentro sirvió para hacer paralelismos entre la situación del transporte de cargas entre ambos países. “Nuestro sector va al ritmo de la economía, durante los últimos años hubo un crecimiento importante, mucha gente que no sabía nada de la actividad compró camiones y ahora que estamos pendientes de la próxima cosecha que, sabemos, no va a ser buena”, anticipó Perrone.

    Problemas en común

    También hubo coincidencia en relación con los problemas de rentabilidad y desmedro de la tarifa del transporte que se genera por la “sobreoferta de camiones”. El empresario uruguayo explicó que la entidad que los nuclea cuenta con sólo 12 años y tiene como referencia muchas iniciativas impulsadas por FADEEAC.

    Vemos que se apuntó seriamente a la calidad y si bien es muy difícil para nosotros replicar esta obra, venimos trabajando hace mucho con la colaboración del Ministerio, apoyando todas las inquietudes que planteamos en materia de capacitación, desde los primeros cursos, cuando ni siquiera teníamos manuales”, añadió el dirigente empresario.

    Por su parte, Marín manifestó que “Uruguay tuvo un crecimiento que no se conocía, por eso debemos ponernos a la par y trabajar junto al sector, entendiendo el rol muy dinámico que cumple en la economía” y agregó que “de la misma manera que se ha trabajado para que hoy exijamos un certificado de aptitud técnica para que un equipo circule, hay que equiparar con un certificado para el personal que maneja y tienen la capacidad de traccionar con 45 toneladas”.

    Haciendo foco también en la seguridad vial, Marin opinó que “los camioneros deben ser los guardianes de la ruta”, por eso “el motivo que nos trae hoy acá, también es central, porque la profesionalización se une a la capacitación y nos preocupa la reconversión tecnológica de los equipos y todo lo que tiene que ver con formación”.

    De la recorrida, que incluyó también una demostración de maniobras en la zona de autoelevadores, participaron además el responsable de Transporte Internacional de FADEEAC, Juan José Mininni; el coordinador General de la FPT, Carlos Alvarado; el coordinador del Curso de Chofer Profesional, Guido Heras, y el intendente del Centro de Capacitación, Ricardo Rico.

    La mala prensa del camión

    La visita coincidió con el cierre del Curso Nº14 de Chofer Profesional que dicta la FPT desde hace dos años, que se desarrolla durante un mes, donde los ingresantes reciben 120 horas de capacitación teórica y otras tantas de práctica en una pista de manejo, más la experiencia de utilizar simuladores de última generación.

    En una charla, de la que participaron los directivos, empresarios, formadores y alumnos, Eduardo Rodríguez, capacitador de la FPT, opinó que “pese a la mala prensa que tiene el camión, los números dicen lo contrario” y describió que en 2009 del total de los accidentes registrados, el camión participó en 3.66%, sin discriminar de quién fue la responsabilidad, y agregó que esa proporción, en 2013, bajó a 2,76%.

    En cuatro años, en un ambiente tóxico para el tránsito, decreció la participación del camión en los siniestros viales, esto se representa en 8.000 muertos a 5.200 fallecidos por siniestros de tránsito, esto aún es una tragedia, pero estamos un poco mejor”, analizó.