• AG/G100507/CRA – Ginebra, 16 de abril de 2010

    RESOLUCIÓN DE LA IRU SOBRE LA SEGURIDAD DEL TRANSPORTE POR CARRETERA EN LA CADENA DE SUMINISTRO
    Adoptada por la Asamblea General de la IRU en Ginebra el 16 de abril 2010


    Resolución de la IRU sobre la Seguridad del Transporte por Carretera en la Cadena de Suministro


    La Unión Internacional de Transporte por Carretera (IRU), en representación de los operadores de transporte por carretera a través de sus 180 Miembros en 74 países en los 5 continentes,

    Considerando que:

    • Desde los ataques terroristas en los últimos años, y en particular aquellos del 11 de septiembre de 2001, las cuestiones de seguridad se han convertido en una prioridad para todos los actores en la cadena de suministro – en particular los operadores de transporte por carretera;
    • Aunque los riesgos del terrorismo debe ser considerados naturalmente, los operadores de transporte por carretera están directamente más amenazados por otros tipos de actividades, que atentan gravemente contra la seguridad de sus conductores, los vehículos y los envíos;
    • Un estudio finalizado en el 2008 por la IRU y el Foro Internacional de Transporte (ITF) ha demostrado que las actividades delictivas son cada vez más una amenaza a la vida de los operadores del transporte internacional por carretera. En el período desde 2000 a 2005, un conductor de cada seis ha sido víctima de un asalto o de otro tipo de delincuencia organizada, en la mayoría de los casos cuando su vehículo estaba estacionado, en lo que más tarde fueron descubiertos que eran estaciones de servicio inseguras o áreas de estacionamiento;
    • La actual falta de áreas de estacionamiento seguras para vehículos comerciales y de información precisa sobre su localización aumenta considerablemente los riesgos de los conductores y hace que el crimen sea más fácil de cometer;
    • En el 8º Simposio de Abogados, Miembros de la Red de Asistencia Jurídica de la IRU observaron:

      * que hay una falta de medidas políticas y jurídicas adoptadas por los Estados para proteger al transporte contra los delincuentes;

      * que el crimen sólo puede ser efectivamente combatido a través de una mayor participación de los gobiernos, en cooperación con las organizaciones nacionales o internacionales o asociaciones especializadas en la defensa de los intereses de los operadores de transporte por carretera;

      * que la legislación nacional e internacional  de seguridad debería ser acordada y armonizada globalmente para luchar eficazmente contra los robos de mercancías y los ataques a los conductores;

    Apela urgentemente a las autoridades gubernamentales a:

    • Cooperar con el sector del transporte por carretera y la policía de las carreteras para identificar y localizar las áreas de estacionamiento seguras para vehículos pesados y colocar esta información en las bases de datos relevantes tales como aquellas  manejadas por organizaciones internacionales tales como el ITF y la IRU;
    • Aplicar todas las medidas de prevención practicables para combatir el terrorismo y otras actividades delictivas en los niveles nacional e internacional, en cooperación con el sector del transporte por carretera;
    • Actuar para finalizar con lo relacionado al sufrimiento humano (estrés y lesiones frecuentes de los conductores por haber sufrido un ataque o asalto, un robo, una intrusión de un polizón) y a las pérdidas económicas resultantes de una pobre aplicación legal, y el desarrollo de herramientas  apropiadas (áreas de estacionamiento seguras, estructuras para identificar perpetradores, etc.) para reducir el efecto del delito en el transporte por carretera;
    • Alentar a los operadores de transporte de informar cada incidente a las autoridades de aplicación y remitir todos los casos de robo / asalto a sus jurisdicciones nacionales – y si fuese necesario a las Europeas e internacionales -, y organizar capacitación en materia de derechos humanos a modo de desarrollar jurisprudencia en materia de seguridad en el transporte por carretera;
    • Fomentar la difusión y el uso del recientemente desarrollado Formulario Estándar de la IRU sobre Informe de Incidente para mejorar la seguridad de los trabajadores de la cadena de suministro, aumentar la cooperación internacional y el intercambio de información, y mejorar las claras tasas de delincuencia;
    • Rápidamente llevar a la justicia a los perpetradores de delitos al transporte;
    • Fortalecer la aplicación de todas las convenciones internacionales relacionadas con la seguridad del transporte por carretera, incluyendo en particular

      * Usar el Convenio TIR como un instrumento jurídico multilateral para implementar los requisitos de seguridad del Marco de Estándares SAFE de la OMA (Organización Mundial de Aduanas), inclusive considerando el estatus del Operador Económico Autorizado;
      *  Aplicar con eficacia las disposiciones de la Convención Internacional de las Naciones Unidas sobre la Simplificación y Armonización de los Procedimientos Aduaneros, y en particular su Anexo 8 para reducir el crimen y el fraude y específicamente los ataques en las áreas de estacionamiento y las colas en los pasos fronterizos;
      *  Reducir los riesgos que conlleva el transporte de mercancías peligrosas a través de una aplicación más rigurosa del ADR.
    • Desarrollar estructuras o unidades que reúnan a representantes de las autoridades policiales, judiciales, fiscales y aduaneras para identificar y castigar a los perpetradores de actos delictivos al transporte.

    * * * * *

    Volver a Asamblea General