• AG/G100930/MNI – Ginebra, 5 de noviembre de 2010

    RESOLUCIÓN DE LA IRU SOBRE ESCASEZ DE CHOFERES Y ESTRATEGIAS PARA LA MEJOR CONTRATACIÓN Y RETENCIÓN

    Adoptada por la Asamblea General de la IRU, en Ginebra el 5 de noviembre de 2010

     

    Resolución de la IRU sobre la persistencia de la escasez de choferes dentro del transporte por carretera alrededor del mundo y la necesidad de acciones concertadas para evitar una crisis futura del personal en el sector.

    La IRU, en representación de los operadores de flota de camiones, autobuses, micros y taxis a través de sus 180 Miembros en 74 países en los 5 continentes,

    Considerando que:

    • en el futuro previsible, el transporte de pasajeros y mercancías por carretera seguirá siendo 100% dependiente de los servicios de choferes calificados y motivados;
    • las empresas comerciales de transporte por carretera alrededor del mundo han padecido persistentemente escasez de choferes calificados; más agudamente durante períodos de crecimiento económico y desempleo bajo;
    • la escasez de choferes sólo ha sido temporalmente aliviada por la crisis financiera y la recesión que ha seguido y, de hecho, ya han sido observada como una amenaza que resurge en los países en donde las recuperaciones económicas sostenidas están en curso;
    • como la recuperación económica se convierte en más profunda y más generalizada, el incremento de la demanda de transporte hará a la distribución eficiente de mercancías y de servicios de movilidad proporcionados por el transporte de pasajeros colectivo cada vez más restringida y perturbada por la escasez de choferes, a través de las economías de todo el mundo[1];
    • la vulnerabilidad del transporte comercial por carretera a la escasez de choferes se debe a problemas sistemáticos, de largo plazo, tales como: un grupo reducido de la mano de obra calificada disponible; cada vez más complejos requisitos técnicos y reglamentarios; condiciones de trabajo sub-optimas; las campañas a menudo negativas y tendenciosas contra el transporte por carretera por ciertas fuerzas políticas y autoridades dañando su imagen y, por ende, el reclutamiento; insuficiente conciencia pública sobre las posibilidades y beneficios del empleo en el transporte por carretera; movilidad de empleo transfronteriza limitada y un desequilibrio demográfico amenazante derivadas de una gran parte de la población de choferes cerca a la jubilación y una grave carencia de participantes más jóvenes para reemplazarlos;
    • con el fin de evitar una inminente crisis de choferes en el transporte comercial por carretera, que no es sólo un modo de transporte, sino una herramienta de producción fundamental y un pilar esencial del transporte de pasajeros colectivo/público, deben tomarse medidas concertadas por los gobiernos, asociaciones de la industria y empresas de transporte por carretera para sentar las bases para una mano de obra de transporte por carretera más calificada y sostenible y, en particular, sus choferes.

    La industria del transporte por carretera, representada por la IRU y sus Asociaciones Miembros, por lo tanto exhorta a:

    Gobiernos a:

    • reconocer al transporte por carretera como un área estratégica de actividad económica, propenso a la escasez de aptitudes y así promover la conciencia positiva de la industria del transporte por carretera, su rol en la sociedad y sus posibilidades de empleo, apoyando y liderando campañas de comunicación y asegurando una estructura de estado de ejecución de centros de empleo y asesores con conocimiento adecuado de las calificaciones requeridas para ser un chofer; apoyar la entrada de nuevos choferes en la ocupación asegurando que las reglas de acceso – esa legislación de capacitación del chofer en la Unión Europea – se apliquen de manera eficiente sin imponer cargas administrativas o financieras innecesarias a las empresas y a los conductores;
    • proveer apoyo concreto a los Institutos de Capacitación Acreditados tales como los Institutos de Capacitación Acreditados de la Academia de la IRU notablemente por reconocimiento de los diplomas y certificados emitidos, demostrando así que ofrecen la mayor calidad de capacitación en pleno cumplimiento de las normas y los estándares internacionales;
    • que pueden ofrecer el más alto nivel de capacitación plenamente conforme a las reglas y estándares internacionales;
    • proveer incentivos financieros a las compañías y a los postulantes al primer empleo preparados para invertir en adquirir conocimientos de nivel inicial a través de la capacitación, y financiar la re-capacitación de viejos trabajadores para convertirse en conductores;
    • reducir los peligros ocupacionales y las amenazas a la seguridad personal de los choferes resultante del aumento de la delincuencia en el transporte, mediante el suministro de información a la IRU y el ITF sobre la ubicación de las áreas de estacionamiento seguras y mediante la creación de una red adecuada de áreas de descanso de la autopista, seguras y bien situadas, y áreas de estacionamiento / terminales en ciudades para autobuses y micros, cuya consecuencia será una mejora dramática en las condiciones de trabajo y por lo tanto también de la contratación y retención de los choferes;
    • ayudar a la contratación y retención de los conductores a través de acciones para mejorar las condiciones laborales incluyendo: aplicar la legislación internacional – desde las reglas de conducción y de tiempos de descanso a los pasos de frontera armonizados – de forma correcta, armonizada y eficiente y a través de la capacitación de sus agentes de tratar a sus choferes justa y correctamente; emitiendo sanciones sólo cuando sea necesario, de manera proporcional y transparente;
    • apoyar la entrada dentro del sector del transporte por carretera de ciudadanos desempleados de ese país.

    Asociaciones de Transporte por Carretera a:

    • seguir promoviendo el papel del transporte por carretera en la sociedad y las oportunidades de empleo disponibles, así como garantizando que los reclutas potenciales son bien suministrados de información sobre los requisitos de entrada y posibles rutas para convertirse en un conductor a través de planes de capacitación, aprendizaje y otros programas;
    • promover el uso, a través de los institutos de capacitación nacionales, de materiales y programas de capacitación de alta calidad, desarrollados por la Academia de la IRU u organizaciones similares, para garantizar que los choferes sólo reciban el mejor nivel de instrucción por el dinero invertido; 
    • trabajar siempre que sea posible con sus socios de uniones comerciales para desarrollar conjuntamente estrategias, liderar campañas y abordar problemas que mejorarán la contratación y la retención de los conductores;
    • llevar a cabo un estudio sobre las condiciones de trabajo nacionales para los choferes que permita la priorización de tareas para mejorar las condiciones de trabajo de los choferes y el atractivo del sector;
    • garantizar la protección legal para todos los choferes en su país de trabajo, con independencia de su país de origen.

    Compañías de Transporte por Carretera a:

    • diversificar su enfoque de contratación para incluir a los grupos sociales no tradicionalmente asociados con el transporte por carretera, tales como las mujeres, los migrantes y los trabajadores de edad avanzada;
    • planificar estrategias de contratación y capacitación cuidadosamente, teniendo en cuenta todos los requisitos legales, y asignando el tiempo y los fondos suficientes para los choferes para pasar el nivel de entrada y los cursos de repaso, por lo que pueden ser desplegadas exactamente cuando sus servicios son necesarios;
    • establecer el camino de desarrollo de habilidades del empleado que le ayudará a mantener a los choferes, competentes, seguros y contenidos en sus puestos de trabajo y por lo tanto menos propensos de abandonar sus posiciones;
    • planificar las operaciones de transporte para asegurar que, en la medida de lo posible , los choferes estén posibilitados de disfrutar de un buen trabajo/ equilibrio de vida pasando sus tiempos de descanso fuera de su deber en un lugar de su propia elección, en vez de en lugares determinados por la operativa del vehículo;
    • sólo el transporte en una ganancia, para que, en definitiva, el costo de transporte aumentará suficientemente para que las empresas de transporte por carretera atraigan nuevos choferes a través de un paquete de remuneración y prestaciones mejorado.

    • * * * * *


    [1] Una encuesta de mano de obra de 2010 de 36 países de todo el mundo descubrió que los ‘choferes’ representaban la novena posición más difícil de llenar a través de todas las clasificaciones de empleo.

    Volver a Asamblea General