• Celebración histórica con la Presidenta y un nuevo plan de renovación de flotas

    Publicado por FADEEAC – PRENSA. Viernes 27 de noviembre de 2009

    La FADEEAC celebró el 42º aniversario de su fundación con un histórico almuerzo que contó con la presencia de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, ministros del gabinete nacional, gobernadores y altos funcionarios de todo el país, que sirvió de marzo para el lanzamiento de un ambicioso plan de renovación de flota de camiones que venía siendo impulsado por nuestra entidad desde hace tiempo, y que recibió una importante cobertura por parte de los medios de prensa más importantes del país.

    El almuerzo, que se llevó a cabo en el Hotel Hilton Buenos Aires, tuvo como marco la presencia de unos 1800 invitados, entre los que se contaron representantes de todas las cámaras de transporte de cargas del país, emprsarios de todas las terminales automotrices y de todo el sector industrial y de servicios vinculado al sector.

    El encuentro tuvo como únicos oradores al presidente de la FADEEAC, Luis Morales, y a la presidenta de la Nación, quien luego del acto recorrió mesa por mesa el enorme salón Pacífico del Hilton, y departió y se tomó fotos con una enorme cantidad de invitados que pugnó por saludarla, en un hecho de significativo acercamiento con los hombres y mujeres que trabajan en el sector.

    Junto a la mandataria y a Morales compartieron el estrado principal los ministros de Industria, Débora Giorgi; de Planificación Federal, Julio de Vido; de Interior, Florencio Randazzo; el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli; la presidenta del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont; y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

    En su discurso, y luego de agradecer la presencia de la mandataria y el apoyo al plan de renovación de flotas, Morales, pidió a la jefa del Estado apoyo oficial para mejorar la situación de la empresas ante la Ley de Accidentes de Trabajo, y solicitó se ponga fin a la diferencia de precio del gasoil que existe en la actualidad entre la zona metropolitana de Buenos Aires y el interior del país, ya que en esta última se abona el combustible entre un 20 y un 25 por ciento más caro.

    “La gente del interior paga un impuesto del 25% a la distancia”, dijo Morales, luego de explicar que el transporte de cargas es “el principal comprador de gasoil del país”, ya que consume el 60% de lo producido. FADEEAC le propuso a YPF varios mecanismos que sirvan para equiparar la situación entre el precio que se paga en el interior y el de Buenos Aires, para que no exista competencia desleal, subrayó.

    Cristina Fernández de Kirchner, a su turno, elogió el accionar conjunto que en varios temas de interés común llevan a cabo el sector empresario del transporte con el sindicato de camioneros, y la definió como “una relación in-te-li-gen-te”, enfatizándola al nombrarla sílaba por sílaba.

    La Presidenta destacó el esfuerzo del sector empresario de cargas, al señalar que es el único de la economía nacional que no recibió subsidios ni compensaciones para evitar despidos, y pese a ello no registró cesantías de ningún tipo durante un año marcado por la crisis internacional que afectó al mercado interno.

    Durante el almuerzo, la Presidenta y Morales encabezaron la entrega de diplomas a los mejores choferes del año, tras lo cual se firmó el “Acuerdo-Marco” que permitirá la renovación de flotas de camiones de todo el país con créditos a tasa preferencial que serán otorgados a los transportistas por el Banco Nación, y que tendrá a la FADEEAC en el estratégico rol de certificador de muchas de las condiciones que se exigirán para acceder a los prestamos oficiales.

    Según se anunció, los nuevos créditos serán exclusivamente para Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) del sector, entendiendo como tales a aquellas que no tengan más de cinco camiones, y contarán con dos puntos porcentuales subsidiados por el Estado Nacional, con lo que la tasa final será del 12 % para todo el país, excepto para la región norte que será aún más baja, del 10,5%.

    El sistema prevé que podrán entrar la operatoria aquellos empresarios que deseen renovar camiones de más de 30 años de antigüedad, que serán sacados de circulación y llevados a desgüace. Quienes entreguen sus unidades recibirán un certificado de entre 25.000 y 35.000 pesos que servirá de anticipo para la compra de la nueva unidad, que tendrá un precio especial de modo que las cuotas resultantes no superen los 3.500 pesos a cinco años de plazo. El acuerdo, que tiene un año de vigencia, será renovable de forma automática para continuar de manera constante la renovación de unidades.

    La Presidenta agradeció a Morales el compromiso del empresariado de cargas con el crecimiento del país, y mientras abandonaba el salón del almuerzo, en medio de numerosas muestras de afecto de la concurrencia, se mostró emocionada “por el cariño” que le prodigaron los asistentes.