• Control a la compra de moneda extranjera.-


    Notable trascendencia ha adquirido la Resolución General 3210 de la Administración Federal de Ingresos Públicos, que establece el sistema de consulta y registro de todas las operaciones de venta de moneda extranjera -divisas o billetes- en todas sus modalidades, efectuadas por las entidades autorizadas, cualquiera sea su finalidad o destino.-

    El potencial adquirente podrá consultar en forma previa a la realización de la operación cambiaria el resultado de la evaluación sistémica que realizará el organismo, debiendo acceder previamente al servicio denominado “Consulta de Operaciones Cambiarias”, para lo cual se deberá contar con “Clave Fiscal” con nivel de seguridad 2 (no presencial), como mínimo.-

    El organismo efectuará evaluaciones sistémicas, en tiempo real, sobre los datos ingresados y emitirá la respuesta, que puede ser “Validado” o “Con Inconsistencias”.-

    Menores comentarios recibieron las normas del Banco Central de la República Argentina que complementan la normativa de la Administración Federal de Ingresos Públicos.-

    Entre ellas, la Comunicación A 5239, que determina que las compras sin la obligación de una aplicación posterior específica deben ser trabadas en el caso de inconsistencias (compras para formación de activos externos de residentes sin la obligación de una aplicación posterior específica, en los términos de la Comunicación A 5236 –recomendamos la lectura del anexo de esta última-).-

    En dichas condiciones, aún con inconsistencias, se podría dar acceso al mercado de cambios para, entre otras, el pago de importaciones, giro de dividendos al exterior, etc.-, situación en la cual de acuerdo a la Resolución General 3210 de la Administración Federal de Ingresos Públicos se auditarán las operaciones de venta de moneda extranjera reportadas por el sistema “Con Inconsistencias” que se concreten luego de la intervención de la dependencia.-

    Distinto es el caso, por ejemplo, de moneda extranjera comprada para ahorro o para un viaje al exterior, que al no encontrase en ninguno de los destinos específicos contenidos en los puntos 2 y 3 del Anexo de la Comunicación A 5236 antes citado y en las excepciones posteriores (comunicaciones A 5240, 5241 y 5242), entendemos se encontrarían en el punto 4 y, por consiguiente, dentro de las operaciones que sí deben ser trabadas en caso de verificarse las inconsistencias sistémicas a las que nos referíamos en los párrafos anteriores.-

    Las comunicaciones 5240, 5241 y 5242 contienen excepciones relacionadas con créditos hipotecarios (provisoriamente por 15 días), compras de turistas del exterior (que justifiquen previamente haber vendido) y por cobro de jubilaciones y pensiones del exterior, respectivamente.-

    Por otra parte, las modificaciones contenidas en el anexo de la comunicación A 5236 (punto 4.2.5.) implican que ya no se limita a las operaciones de compra de U$S 250.000 anuales en el total del sistema (ahora punto 4.2.4.) la documentación adicional de la carpeta del cliente (balances, declaraciones juradas, etc.), sino a todas las situaciones del punto 4, requisitos que no serán de aplicación cuando las compras en el mes calendario en el conjunto de las entidades autorizadas a operar en cambios no superen el equivalente a US$ 5.000.”

    Buenos Aires, 4 de noviembre de 2011.-