• CTC Chacabuco: una cámara en expansión*

    Con importantes proyectos en desarrollo, CTC Chacabuco amplía sus servicios al empresario del autotransporte.

    Más allá de las dificultades que enfrenta, como el resto del autotransporte de cargas, la Cámara de Transportistas de Chacabuco (CTC Chacabuco) inició un proceso de plena ampliación para dar respuesta a sus asociados, con confianza en la mejora de la economía y en lograr la participación de mayor cantidad de empresarios de la zona en sus actividades. Carlos Nicolini, quien asumiera la Presidencia de CTC Chacabuco hace seis meses, sintetizó la situación: “La Cámara está pasando un momento muy difícil, como está todo el transporte. Igual estamos en expansión”. “Si bien somos pocos socios, Chacabuco es una de las ciudades con más cantidad de camiones. Aproximadamente hay 1.500 vehículos, pero enfrentamos una realidad de que son muchos transportes chicos, de empresas familiares”, explicó el directivo.

    Agregó que en la zona “se dio que muchos chacareros, con el crédito blando de la época anterior, han comprado muchos camiones. El transportista de cereal no puede comprar vehículos nuevos, le cuesta mucho sostener los camiones viejos por un problema de tiempo, ya que la cosecha dura cuatro meses. Después viene el pico de desocupación, cuando se baja la tarifa”. Añadió Nicolini: “Los transportes más grandes somos lo que estamos renovando la flota, por trabajos afuera de esta zona, como puede ser operaciones en Vaca Muerta”. “Estamos esperanzados con el país. Estamos en una zona cerealera, creemos que si nos ayuda un poco el clima vamos a estar muy cerca de la cosecha récord”, apuntó el dirigente empresario y puso énfasis en la necesidad de “captar gente nueva para la Cámara”.

    Servicios y Capacitación

    En cuanto a los servicios que la CTC ofrece a sus asociados, el Presidente de la Cámara celebró que estaban avanzados los trámites para que se realice el psicofísico en la zona. “Ya cumplimos con todos los pasos junto con la Municipalidad. En el hospital de Chacabuco se va a realizar el psicofísico”, celebró. En lo referido a capacitación, la CTC la ofrece en Chacabuco y tres subsedes: Baradero, Bragado y Junín, donde se dicta la capacitación obligatoria, con el Curso Básico Obligatorio, el de Cargas Generales y el de Cargas Peligrosas. Además, tiene un departamento de formación para empresarios para fortalecer su perfil. Donde se brindan cursos sobre costos, legislación, cargas peligrosas, cargas generales y actualizaciones en el área contable. Nicolini destacó: “La sede está en pleno centro, a media cuadra de la plaza municipal, Saavedra 21. La propiedad es un piso que compramos hace tres años. Ya se comenzaron a hacer los cimientos de la nueva planta. Cuando esté terminada nos trasladaremos a ese lugar. Esperamos terminar el proyecto en un año. Tendrá salones más amplios para abastecer la cantidad de alumnos y una sala especial para el simulador ”. Recordó que CTC Chacabuco fue uno de los fundadores de la Fundación.

     

    *Nota publicada en la sección Federal de la Revista FADEEAC 240.