• Empresarios y conductores recorrieron la obra del Paseo del Bajo junto al Ministro

    Autoridades del Ministerio invitaron a empresarios transportistas y choferes de camiones a recorrer y ver los avances de la obra del Paseo del Bajo.

    (Buenos Aires, lunes 27 de agosto de 2018).- El llamado “Paseo del Bajo” es una de las obras más ambiciosas emprendidas por el Ministerio de Transporte de la Nación. La misma consiste en conectar las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata a lo largo de siete kilómetros. El objetivo principal es que autos y camiones no vayan por las mismas arterias y así se eviten congestiones y accidentes. Para lograrlo, una vez terminada la obra el tránsito pesado transitará por el nuevo tramo de autopista, que combinará viaductos y trincheras semicubiertas, mientras que el tránsito liviano lo hará al nivel de la calle.

    La obra ya se encuentra a la mitad de su realización, por ello fue decisión del Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, invitar a empresarios del sector del transporte y a conductores de camiones a que lo recorran y juntos vean los avances y la proyección de cómo quedará terminada. Es así como fue convocado el presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), Daniel Indart, quien fue acompañado por empresarios y conductores miembros de las Cámaras asociadas a la Entidad.

    También acompañaron durante el recorrido el secretario de Planificación, Germán Bussi; el Secretario de Gestión, Guillermo Krantzer; y el presidente de AUSA, Carlos Frugoni.

    La visita comenzó en la intersección de las calles Lavalle y Av. Madero, donde recorrieron un primer tramo de la obra. En dicho lugar, el Ministro explicó a los presentes cómo se decidió llevar a cabo el proyecto y la importancia que tendrá no sólo para la seguridad vial, sino también para la productividad del sector que ya no demorará horas para ingresar a la ciudad y el puerto, como sucede actualmente. También les mencionó las dificultades con las que se toparon a la hora de iniciar la traza de la obra, ya que se encontraron con infraestructura de servicios que no figuraban en los planos oficiales del territorio. Esto complicó los plazos de ejecución previstos, porque debieron reestructurar la idea original.

    Luego, ingresaron a un segundo tramo y el más avanzado de la obra, cerca a la Avenida Córdoba. Allí los visitantes pudieron ver una versión más próxima a lo que será el proyecto final. Además, antes de finalizar la recorrida, se realizó una ronda de preguntas en donde, tanto los empresarios como los conductores, pudieron sacarse dudas en torno al proyecto.