• Los controles inconstitucionales de San Luis pueden traer graves consecuencias para el abastecimiento

    La Federación Argentina de Entidades Empresarios del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) expresa su preocupación por la crisis que se vive en la provincia de San Luis y reitera su pedido a las autoridades provinciales para que detengan el avasallamiento realizado sobre los derechos constitucionales y fijen nuevos protocolos de ingreso y salida de transportes que sean compatibles con la actividad económica.

    Además, también advierte sobre los graves problemas de abastecimiento de productos esenciales como alimentos, medicinas y combustibles en varias provincias como consecuencia de las medidas de fuerza realizadas tanto por transportistas como por productores.

    Para la Federación que representa más del 80% del transporte de cargas en Argentina, es indispensable generar condiciones comunes a todo el territorio nacional para que los  transportistas puedan seguir operando bajo un único protocolo unificado que es el establecido por el gobierno nacional.

    La situación a la cual se enfrentan las empresas transportistas cada vez que ingresan a San Luis es insostenible y viola los derechos más elementales de nuestra Constitución Nacional y de las personas. Los abusos se repiten sistemáticamente y las condiciones solicitadas para el ingreso resultan imposibles de cumplir.

    El transporte de cargas argentino, a pesar de estar entre los 3 más afectados del mundo por la pandemia, según la Organización Internacional del Transporte de Carreteras (IRU), y  de ser el sector que mayor discriminación sufrió durante la crisis provocada por el COVID19 nunca abandonó su postura abierta al diálogo además de haber desarrollado protocolos específicos para prevenir al máximo el contagio de choferes sabiendo que en todas las actividades clasificadas como esenciales desde el primer momento existen riesgos.

    Por último, desde las  41 cámaras que conforman nuestra Federación hacemos un llamado a la unión y a la solidaridad en estos tiempos tan desafiantes y difíciles para nuestro país y para todo el mundo. Es indispensable que todos los argentinos estemos más juntos que nunca, buscando soluciones en conjunto, para poder retomar el camino del crecimiento y el desarrollo.