• Novedades en la venta de cisternas

    Metalúrgica Belgrano ofrece planes para la adquisición de sus tanques, acoplados y semirremolques.

    A mediados del primer semestre del año, Metalúrgica Belgrano ha incorporado la modalidad de Planes de Ahorro, para la adquisición de tanques, acoplados y semirremolques, un sistema que no es habitual en el rubro de las cisternas, pero que trae múltiples beneficios para ambas partes y que ya derivó en las primeras ventas.

    Sobre la Ruta Nacional N5 en la localidad bonaerense de Suipacha, se encuentra la planta industrial de la empresa, que cuenta con una superficie cubierta de 5.200 metros cuadrados, variados equipos de movimientos de materiales y semi elaborados y un almacén de materias primas con alta tecnología de estibaje y trazabilidad.

    Sebastián Sánchez recordó que “la empresa nace en 1973, comenzando con la fabricación de tanques para la recolección y transporte de leche. En 1976 se instala en el predio actual, creciendo año tras año hasta la crisis de 2001. A partir de allí, y junto con la incorporación de la segunda generación, se comienzan a fabricar cisternas para transporte de sustancias peligrosas”.

    “En 2003, se logra certificar el sistema de gestión de la empresa. Luego se reconvirtió el proceso productivo, para lograr mayor calidad y eficiencia. Actualmente, los principales productos que fabrica Metalúrgica Belgrano, son tanques para transporte de sustancias alimenticias y peligrosas”, destacó Sánchez.

    El directivo consignó: “Nuestros tanques son utilizados para el transporte de sustancias alimenticias: leche, glucosa, aceite, vino, cerveza, huevo líquido. También para sustancias peligrosas, tanto combustibles como corrosivas” y añadió que sus clientes “están distribuidos por todo el país. También realizamos exportaciones a países como Uruguay, Paraguay y Bolivia”.

    Desempeño y perspectivas

    Respecto del primer semestre, en el que se incorporaron los planes de ahorro, el directivo reconoció que “al contrario de lo esperado, ha resultado muy activo. Además, se sumó la continuidad del Bono de Reintegro de Bienes de Capital, que es un factor importante. También la línea de financiación del Banco Nación para Renovación y Ampliación de flota está efectivizando operaciones”.

    Agregó que “junto con la baja de los commodities, se produjo la del acero inoxidable. Por eso los precios de las unidades se han mantenido o incluso han bajado. Esto nos ayudó a realizar unas cuantas ventas a clientes que quizás hoy no necesitan con urgencia los tanques, pero que tenían un excedente financiero. Fue una buena oportunidad, y se concretaron los negocios”.

    “Como aspecto negativo -continuó-, se producen los vencimientos de las Licencia de Configuración de Modelo (LCM), que nos genera grandes costos, y también tiempo operativo de las personas que se ocupan del tema”.

    Hacia el futuro, Sánchez previó que “para este segundo semestre, la mayor incertidumbre la pone el calendario electoral. Aunque es importante remarcar que la crisis del campo, por baja de precios de los commodities, y los problemas climáticos, han traído aparejada una caída en la inversión notable”.

    Sobre los proyectos de inversión a corto, mediano y largo plazo de Metalúrgica Belgrano, Sánchez destacó que “no tienen que ver con la infraestructura y maquinaria, sino con el sistema de gestión. Nuestra empresa realizó una inversión importante en software de gestión integral, y en estos momentos estamos en proceso de puesta en marcha de los procesos”.

    “Creemos que nos va a arrojar muy buenos resultados, no solo para mejorar la producción, sino para hacer más eficiente el conjunto de la empresa. Eso va a redundar en la mejora de rentabilidad y mejora de precios de los productos”, enfatizó Sánchez.