• Un “combustible de transición” eficiente y sustentable

    Especialistas disertaron sobre el uso de biodiesel en camiones, frente a transportistas de diferentes provincias que consultaron sus dudas.

    Dirigida a transportistas asociados a sus Cámaras, FADEEAC organizó a una charla técnica con especialistas sobre el uso del biodiesel, un “combustible de transición absolutamente renovable y sostenible”. Ahondaron sobre recomendaciones, cuidados y beneficios de la implementación del B100. También se compartió la experiencia de uso de este insumo en el transporte público de pasajeros de Santa Fe.

    La jornada comenzó con una disertación a cargo Alberto Garibaldi, ingeniero que acompañó la experiencia de implementar el biodiesel en el transporte público de Santa Fe.  “El mundo vio con buenos ojos” esa iniciativa, aseveró, porque se trata de un “combustible de transición absolutamente renovable y sostenible”. Explicó cómo se realiza el proceso de “transesterificación” por el cual se obtiene el nuevo insumo. “El biodiesel ayuda al funcionamiento de los motores si se cumple con los procedimientos”, como auditar si quedaron restos del combustible tradicional antes de empezar a utilizarlo.

    A continuación, Marcelo Lommo, director de Asistencia Técnica y responsable del área de Servicios para América Latina de Scania, describió los resultados de probar el uso del B100 en dos camiones dedicados a la recolección de residuos urbanos durante 16 horas, los 7 días de la semana, a lo largo de un año. “El filtro estaba limpio, al igual que la tapa y el tren de válvulas”, entre otras piezas, graficó. Recomendó verificar la calidad del biodiesel que se compra, ya que en el país hay tres tipos: uno que se exporta, que cumple con normas internacionales; el que se vende a las petroleras del país, que deben adaptarse a la normativa nacional, y el casero, cuya “calidad es variable”.

    Luego de responder preguntas de los transportistas que asistieron, Leandro Rosa, gerente de PAETAC, presentó el “FODA” de implementación del B100, es decir las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del uso de este insumo innovador. En tanto, Julio Velázquez Arancibia, gerente de FADEEAC, dio un pantallazo sobre el impacto en los costos del cambio: “Estamos hablando de un ahorro de cerca del 18%”, señaló. Este tipo de insumo reduce en un 60% la emisión de Gases Efecto Invernadero, por lo que es sustentable.

    Al cierre, Roberto Bisso, subsecretario de Energías Renovables de Santa Fe, relató la experiencia de su provincia en el transporte público: “Nos informamos, trabajamos, capacitamos al personal. Hoy nadie quiere volver al gasoil”, aseguró.

    El empleo de una alternativa al combustible tradicional derivado del petróleo resulta de interés para el sector por la posibilidad de reducir costos, al tiempo de colaborar con el medio ambiente.