• FADEEAC estuvo presente en la habilitación del distribuidor 9 de Julio luego de las obras realizadas por AUSA

    Publicado por FADEEAC – PRENSA. Lunes 11 de enero de 2010
    Fadeeac participó hoy por la mañana de la reapertura del distribuidor vial de Constitución que permaneció cerrado 20 meses luego que camiones que transitaban por ese tramo perdieran parte de su carga en la ajustada curva que se eleva sobre las avenidas 9 de Julio y San Juan.

    Participaron en la recorrida el director ejecutivo de la entidad empresaria, Marcelo Mugas, el secretario de Paetac, Martín Borbea, el director general de Transportes de la Ciudad de Buenos Aires, el Ing. Guillermo Krantzer, y el gerente de explotación de AUSA, Daniel Failo, entre otros funcionarios porteños.

    En tres oportunidades, durante 2008, “las condiciones geométricas muy ajustadas del distribuidor y la fuerza centrífuga que estas provocan, motivó la caída de carga posiblemente mal estibada”, explicó Krantzer.

    Por esto, el gobierno porteño solicitó al departamento de Transporte de la Facultad de Ingeniería de la UBA y al Instituto de Seguridad Vial (ISEV) estudios específicos para resolver este inconveniente.

    El funcionario agregó que el diseño del distribuidor “está ajustado a la norma” ya que ellos pidieron informes a la consultora que realizó los estudios de ingeniería y ésta confirmó la aptitud de todos los parámetros”.

    Aún así, Krantzer coincidió que el diseño está “muy al límite y que esto sumado al exceso de velocidad y una carga mal estibada es realmente un problema que se evita con estas nuevas modificaciones”.

    Para dicha obra, que estuvo a cargo de AUSA y fue de un costo de alrededor de dos millones de pesos, se instaló una malla metálica de 160 metros de largo por 4,90 de alto sostenida por costillas transversales y sostenidas por perfiles. También se iluminó con leds para evitar el impacto visual nocturno y que resultara estéticamente agradable a la vista.

    Según el Ing. Guillermo Krantzer, esta contención no es única medida que reforzará la seguridad de ese tramo.

    “Otras de las decisiones que se tomaron fue disminuir la máxima de 40 a 30 km por hora en el ingreso al distribuidor y la instalación de un display indicador de la velocidad con el objetivo que el conductor tenga conocimiento de su responsabilidad”, agregó.

    “En el mismo sentido también se redujo la calzada en la entrada. Creemos que con todo esto estamos en condiciones de dar seguridad a la gente”, expresó el funcionario porteño.

    [f2.jpg]