• FADEEAC y FPT disertaron ante especialistas en Brasil

    Presentaron el programa Rango Verde en un evento internacional dedicado a “Iniciativas de Carga Verde”. También expusieron sobre compliance y capacitación a choferes.

    Lograr un transporte sustentable de la mano de la investigación, buenas prácticas empresariales y una apuesta fuerte a la capacitación de los recursos humanos. Ese fue el eje del trabajo expuesto por FADEEAC en el Workshop Internacional sobre Iniciativas de Carga Verde realizado en Brasil, con la organización de la Confederación Nacional del Transporte (CNT) de Brasil y el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT), entre otros organismos de alcance transnacional.

    El taller, que contó con especialistas de diferentes países de América y Europa, se extendió entre el 18 y el 20 de noviembre. FADEEAC presentó sus proyectos en dos paneles, uno enfocado a la capacitación y otro a “Soluciones innovadoras de carga verde”. La primera mesa fue inaugurada por Martín Borbea Antelo, secretario general de la Federación, que describió el trabajo de la entidad en materia de sustentabilidad, ya que el desarrollo de un sector más eficiente y que permita la reducción de los costos va de la mano del compromiso con el medio ambiente.

    A continuación, Julio Velázquez Arancibia, gerente, sintetizó los componentes sobre los que se cimienta el programa Rango Verde, a través del que FADEEAC encausa su perspectiva ecológica: infraestructura vial, tecnología vehicular, capacitación, factibilidad económica y compliance. A su turno, Alejandro Robson, gerente de la Fundación Profesional para el Transporte (FPT) detalló cómo se desempeña el brazo académico de la Federación: “Tenemos tres pilares, investigación, desarrollo y tecnología”, enfatizó. Según destacó, FPT cuenta con 141 aulas y talleres en todo el país, lo que permite que se hayan capacitado más de 3.400.000 choferes desde 2003.

    Luego, la segunda parte de la jornada profundizó en la investigación y el manejo adecuado de los recursos. En el marco de la mesa sobre “innovación”, Velázquez Arancibia profundizó en los ejes de Rango Verde, “cuyo objetivo principal, es llevar al transporte de carga por carretera a ser una actividad sustentable y de gestión transparente”, detalló.

    Se refirió a las tareas relacionadas con la infraestructura vial, que demanda conocer en profundidad la geografía argentina y de la región, para analizar qué relación tiene con el costo logístico. A partir de ello, señaló que es necesario definir los perfiles de carga adecuados, es decir elaborar un estudio de qué tipo de tecnología vehicular y características de la conducción son las más eficientes para cada tramo -en función de la geografía y su infraestructura vial- y la carga transportada.

    En ese marco, Luciano Milito, flamante responsable del Departamento de Energía y Medio Ambiente de FADEEAC, detalló la investigación sobre el biodiesel, cuya adopción tiene “un impacto positivo sobre el medio ambiente y es compatible con la matriz productiva argentina”, aseguró. Además, produce mejoras a nivel del funcionamiento de los vehículos.

    Al cierre del panel, Nicolás Granchelli, asesor legal y titular de del Departamento de Riesgo y Seguro de la entidad, profundizó sobre un tema de vanguardia a nivel internacional: “compliance” y la legislación penal empresaria. Explicó el marco legal en el que se pueden desarrollar prácticas transparentes que ordenen los procesos y eviten la corrupción al interior de las organizaciones.

    El seminario fue un espacio rico para el intercambio de experiencias, y para FADEEAC significó el reconocimiento a escala internacional de su labor para la innovación y la generación de un transporte de cargas cada vez más limpio y eficiente.

    Hacia un transporte más limpio

    Durante la estadía en Brasil, que coincidió con la presentación del programa Rango Verde en el Workshop Internacional de Carga Verde (ver nota aquí), la Federación también mantuvo una reunión de trabajo con directivos y especialistas del ICCT, con especial acento en la capacitación y el desarrollo de tecnología vial adecuada a tipos de combustibles que generen una menor carga contaminante para el ambiente.

    Ambas oportunidades reforzaron el trabajo de vanguardia en materia de nuevos combustibles, transporte limpio y buenas prácticas, con proyección internacional.