• Reunión de trabajo con la Subsecretaría de Transporte Bonaerense

    Fernando Riavec recibió a las autoridades de la Federación y fue una ocasión para conocer la mirada de los empresarios transportistas sobre el estado de las rutas y las tasas que repercuten en los costos del sector. Se propuso continuar el trabajo hacia la unificación de criterios sobre buenas prácticas.

    En sintonía con el compromiso federal, las autoridades de la Federación Argentina del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) se reunieron con el subsecretario de Transporte bonaerense, Fernando Riavec, e integrantes de su equipo técnico, para ahondar sobre acciones que fomenten al sector en ese punto del territorio nacional. Se conversó sobre el estado de las rutas, las acciones para fomentar la fiscalización y el compromiso para con las buenas prácticas en la articulación entre lo público y lo privado.

    Por la institución, asistieron su presidente Mario Eliceche, y el secretario general, Martín Borbea Antelo, a representantes del equipo legal de la entidad, encabezado por Nicolás Granchelli. La charla repasó las necesidades que los representantes de la Federación señalaron, a partir de la experiencia de recorrer todos los días las rutas del país. Por ejemplo, el deterioro en numerosos tramos de la provincia debido a la circulación de camiones que exceden el peso máximo autorizado, por lo que se pone en evidencia la urgencia de una efectiva fiscalización.

    Al respecto, Riavec explicó que trabajan en la instalación de balanzas y evalúan sistemas de multas efectivos para, además, erradicar la competencia desleal. “Tenemos para aportar la experiencia de años. En mi caso pasé toda mi vida sobre el camión. Como FADEEAC nos gustaría ser aliados” en las gestiones que aporten al crecimiento del transporte, enfatizó Eliceche.

    Borbea Antelo trajo a la mesa que en el territorio bonaerense hay municipios que generan tributos que se superponen, como tasas de abasto y rehabilitaciones de camiones ya habilitados en otras jurisdicciones, y hacen crecer los costos del sector, que, aunque el sector no es formador de precios termina por repercutir en los alimentos que los ciudadanos consumen. Lo mismo sucede con el pago de patentes, que son más caras cuando un vehículo es nuevo debido a los valores altos del impuesto a los sellos, lo produce el retraso en la renovación de flota por una más segura, eficiente y sustentable.

    En la reunión también participaron Marcelo Louhau y Marcelo Serangeli, integrantes del equipo de la Subsecretaría. El encuentro concluyó con el compromiso de generar nuevas reuniones, sobre todo para fomentar las buenas prácticas y transparencia en las gestiones que tengan puntos de encuentro entre lo público y lo privado.